Los componentes electrónicos son también objeto de ataques de terceror, daños, robos y valoraciones. Lo mismo ocurre con telecomunicaciones, sean aéreas o por fibra óptica. Muchos de los ataques más exitosos se hacen aprovechando brechas de seguridad en impresoras, ordenadores o routers.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies