El principal problema de muchas empresas es qué hacer cuando los datos han quedado obsoletos. En las tiendas de segunda mano se encuentran teléfonos, HDD y unidades de memoria con datos de los anteriores propietarios, Del mismo modo, la recuperación de los datos borrados accidentalmente o por actuación de un ransomware necesita equipos y especialistas altamente cualificados