El mundo de internet es un movimiento global de ideas y productos, licenciados o no, con propietario intelectual o no. El perito debe saber discriminar cuál es la realidad que corresponde a cada producto, cada bien, en cada obra que se mueve por la red.